© 2019 BIOARQ: Arquitectura y Construcción 

September 5, 2019

June 10, 2019

March 5, 2018

February 19, 2018

Please reload

ENTRADAS RECIENTES

R E V I E W S F R O M T H E 6 i x

June 10, 2018

1/2
Please reload

ENTRADAS DESTACADAS

R E V I E W S F R O M T H E 6 i x

June 10, 2018

Actualmente, la ciudad de Toronto (capital de la provincia de Ontario) es conocida por todos sus habitantes como ¨The 6ix¨ o ¨The Six¨. Nombre establecido por el famoso rapero canadiense Drake, refiriéndose a su ciudad natal de esta forma, luego de haber lanzado uno de sus últimos álbumes ¨Views from the 6ix¨. Obviamente, la portada del álbum es una foto de Drake sentado sobre el borde del último piso del CN Tower (edificio emblemático) apreciando las increíbles vistas que la ciudad de Toronto ofrece.

Hace un mes, tuve la oportunidad de conocer y visitar por 8 días la ciudad torontiana y ser testigo de estas vistas. Mi primera impresión de Toronto fue encontrarme con una urbe muy parecida en su apariencia a Nueva York, la ciudad que nunca duerme. Una ciudad en constante movimiento y con mucho poder económico que se puede sentir en las fachadas de los imponentes e intimidantes edificios ubicados en el distrito financiero torontiano. Para muchas personas la diferencia entre estas dos ciudades es tan pequeña hasta casi imperceptible, a tal punto que la famosa serie de televisión ¨Suits¨ filmó muchas de sus escenas en las calles de Toronto, haciéndolas pasar por Nueva York.

 

Personalmente, encontré esta similitud debido a que ambas urbes están conformadas por distritos muy parecidos entre sí. Toronto cuenta con el Dundas Square, una intersección con diversos carteles publicitarios que iluminan y adornan los edificios comerciales al igual que Times Square. Del mismo modo, podemos encontrar esta semejanza visual en Bloor Street (lujosa calle residencial y comercial como la 5ta avenida), Downtown (distrito financiero), High Park (gran parque parecido al Central Park), Bay Street (el Wall Street canadiense), CN Tower (edificio emblemático como el Empire State), China Town (barrio chino), entre muchos otros lugares.

Pese a todas estas similitudes y a la gran diversidad cultural, percibí a Toronto como una ciudad mucho más tranquila, ordenada y saludable. A pesar de que el ritmo de vida es bien acelerado, encontré esta tranquilidad en la gente; gente con mucho criterio, respeto y consideración por los demás, valores que permiten que la ciudad pueda funcionar de una manera eficiente y beneficiando a todos sus habitantes.

 

Durante mi estadía, hubieron dos cosas que llamaron mi atención: la cultura del reciclaje y las estaciones de tren subterráneo (estaciones con un diseño eficaz, tanto funcional como estético). Toronto cuenta con una red de trenes muy organizada y simple que permite movilizarte sin problema alguno. Utilizan un sistema de tokens: 3 tokens por 9 dólares canadienses, 1 token por viaje. Fue ahí cuando quedé admirado por la honestidad de la gente, era tan fácil colarse sin tener que gastar tu token; sin embargo, nadie lo hacía (imagínate cuántos se colarían en Lima).

Canadá es conocida por tener temperaturas muy bajas a lo largo del año y los habitantes deben buscar la manera más práctica para poder movilizarse, una de ellas es bajo tierra. En Toronto, las diversas estaciones de tren subterráneo conectadas entre sí cuentan con todo tipo de comercio y permiten a los torontianos movilizarse por ciertas zonas de la ciudad sin tener que exponerse al exterior por mucho tiempo.

 

Al regresar a Lima, me di cuenta que para poder lograr que nuestra ciudad mejore y funcione de manera eficiente no sólo necesitamos una buena planificación urbana o un mejor alcalde, sino también realizar un cambio en nosotros mismos y buscar la forma en la que cada uno puede aportar a Lima.

 

 

Share on Facebook
Please reload

SÍGUENOS
Please reload

ARCHIVO
  • BIOARQ Facebook
  • BIOARQ Instagram